Sobre los ingredientes...

NO
Entre el hombre y las abejas se da una simbiosis desde hace miles de años, donde el hombre toma de ellas lo que le beneficia y a cambio cuida de ellas para que sigan produciendo. La Apicultura tecnificada las cuida como pequeños Dioses, en invierno y en épocas donde no hay floración son alimentadas, también los cajones suelen taparlos para que mantengan la temperatura calientita en el invierno, y las ponen a la sombra en el calor porque si no lo hacen las abejas se agotan aleteando para mantener fresco el interior, las cuidan si se enferman con remedios naturales, porque si les dan medicamentos, no pasan las pruebas para la exportación que es una entrada muy importante de dinero para México.

Las abejas están en peligro de extinción por los herbicidas, los pesticidas y los OGM.

La resina de es una exudación natural de algunas especies de pino, es una sustancia pegajosa que producen en las zonas dañadas de sus troncos como una manera de protegerse contra enfermedades e insectos. Mantener los árboles para obtener la resina que tiene un alto interés comercial permite mantener los bosques y así los ecosistemas, además de que genera empleos.

Para obtenerla se necesita un permiso especial de SEMANAT.

El coco representaba una importante fuente de alimento, bebida, refugio, y sustento para las familias con menos ingresos y la sostenibilidad de su entono, además su cultivo estabilizaba los sistemas agrícolas, especialmente en ambientes frágiles como pequeñas islas, atolones o zonas costeras, y genera los ingresos necesarios para la subsistencia de los pequeños productores.

Sobre nuestro producto...

  • -Envuelva vegetales completos, pan, queso, sandwiches...
  • -Tape la parte fresca de frutas y vegetales cortados por mitad...
  • -Tape recipientes de vidrio o cerámica...
  • -Se adhiere fácilmente a sí misma usando solamente el calor de las manos
  • -Haga pequeños sacos, sobres y bolsas para guardar haciendo dos dobleces en la parte que desee cerrar y séllelo con el calor de sus manos.
  • -Si no es necesario NO LO LAVE, limpie con un paño húmedo y dejarlo secar.
  • -Lave con esponja, AGUA FRIA y detergente para trastes como si fuera un plato más. Secar al aire.
  • -No usar fibras metálicas. No exprimir. No dejar en remojo por periodos prolongados. No secar al sol.
  • -Por aproximadamente 10 a 12 meses, pero puede extender su vida útil poniendo su Apitela en una charola de horno 3 minutos a 150°
  • -Córtelo en tiras como de 1 cm, y puede usarse como iniciador de fuego para chimeneas, estufas de leña y fogatas.
  • -Ayude a la naturaleza cortándolo en pequeños cuadros para integrarlo a la tierra de su huerto o composta y en pocos meses se habrá desintegrado..